Playing Lean: the board game every entrepreneur or agile practitioner should play

Yesterday at work I had the opportunity to play a board game I had not heard about before: Playing Lean. It was one of the most entertaining days at work I’ve ever had.

Continue reading “Playing Lean: the board game every entrepreneur or agile practitioner should play”

[Book Review] Remote: Office Not Required

Today I finished reading Remote: Office Not Required, by Jason Fried and David Heinemeier Hansson. Jason and David are the founders of 37signals, a company that creates great web applications for collaborating and working. David is also the creator of the ultra popular web framework Ruby on Rails and they both already wrote two books called “Getting Real: The Smarter, Faster, Easier Way to Build a Successful Web Application” and my favorite, “Rework“.

Continue reading “[Book Review] Remote: Office Not Required”

Trabajar extra no es para estar orgulloso, es desafortunado

Rework

He notado que en Twitter hay muchos que celebran la idea de no dormir y quedarse toda o gran parte de la noche trabajando, después de haber tenido una jornada en el día normal, trabajando. Eso creo que no es para estar orgulloso y decir: “yo trabajo más que ustedes! envídienme!”

Con eso recordé un capítulo del libro Rework de Jason Fried y DHH. Voy a traducir algunas partes del capítulo que se refieren a este tema de forma muy precisa.

Nuestra cultura celebra la idea del trabajólico. Se quedan toda la noche trabajando y duermen en la oficina. Matarse trabajando en un proyecto es considerado una medalla de honor. Ninguna cantidad de trabajo es mucho trabajo.

No solamente ser trabajólico es innecesario, es estúpido. Trabajar más no significa que te importa más o que terminas haciendo más trabajo. Sólo significa que trabajas más.

Los trabajólicos incluso crean crisis. No buscan maneras de ser más eficiente porque en realidad les gusta trabajar sobre tiempo. Les gusta sentirse como héroes. Generan problemas (muchas veces sin saberlo) solamente para poder trabajar más.

Los trabajólicos hacen sentir inadecuada a la gente que no se queda trabajando hasta tarde, sino que “solamente” hasta una hora razonable. Eso lleva a sentimiento de culpa y una baja moral en todas partes. Además, genera una mentalidad culo-en-el-asiento, la gente se queda hasta tarde trabajando, incluso si no están siendo realmente productivos.

Los trabajólicos no son héroes. No salvan el día, simplemente lo usan. El héroe real ya está en casa porque ya encontró una manera más rápida y eficiente de hacer todo lo que tenía que hacer.